BOLETAS DE VOTACIÓN

 

 

I.  Concepto

 

La boleta de votación es el elemento físico o instrumento consistente en un trozo de papel (u otro material: cartón, cartulina, plástico) que sirve para consignar en él la voluntad ciudadana y con el cual se ejerce el voto. Hace parte de la documentación electoral. Consiste en el documento electoral que contiene el nombre de un candidato o el de todos ellos, donde el votante deja consignada su voluntad ciudadana, bien sea depositando simplemente en la urna correspondiente el elemento que contenga un solo nombre, o previa la marcación o señalamiento en la casilla correspondiente del candidato de su preferencia. Este elemento es el voto, el cual, sumado con los depositados por los demás electores constituyen el objeto del escrutinio o cómputo que determina los resultados. Concretamente se utiliza para realizar el acto de votar.

 

Existen distintas clases de boletas de votación o boletas electorales, dependiendo del número de candidatos que incorpore (individual, o la lista del partido o la completa de todos los inscritos), de las características que contenga y de los datos que incluya (nombre del partido, lema o símbolo de campaña, fotografía, número asignado al candidato, casilla para marcar el candidato escogido . . .). En Chile únicamente se incluye el nombre del candidato y un número obtenido por sorteo, en Brasil y Colombia además del número y nombre se agrega la fotografía e identificación del partido y algunas veces el lema o símbolo de la campaña. En Venezuela no se asignan números pero sí contiene los demás aspectos.

 

 Son varias las equivalencias de la expresión boleta electoral o de votación, entre otras: tarjeta (o tarjetón) electoral (Colombia), boletín de voto (Paraguay), papeleta (Guatemala, El Salvador, Panamá) o tiquete de votación, lista (Perú), voto (EE.UU.) o sufragio.

 

En efecto, la boleta de votación, en cuanto contiene la expresión de la decisión del elector, equivale al voto mismo. El diccionario de Cabanellas al señalar una de las acepciones del voto, dice: “En las asambleas o en los comicios, es el parecer que se manifiesta de palabra, por medio de papeletas, bolas o actitudes para aprobar una propuesta o rechazarla, para elegir a alguna persona o a varios. . .”1.

 

Se trata del medio físico (hoja de papel u otro material) con el cual se expresa la voluntad del elector en donde está consignado el nombre y por tanto su voto en favor de un candidato o lista de candidatos (o las opciones de apoyo o rechazo , si se trata de alguno de los mecanismos de participación ciudadana: referendo, plebiscito, iniciativa popular, revocatoria del mandato. . .); también puede contener la voluntad del votante consistente en no escoger ningún candidato u opción, el denominado “voto en blanco”.

 

II. Modalidades de votación

 

El voto tiene y ha tenido diversas formas, entre las cuales, como antecedente pueden mencionarse la sola expresión oral, o las señales físicas como ponerse de pie, levantar el brazo o indicación con las manos; también el uso de balotas, hoy reducido con las anteriores formas, a las votaciones utilizadas solo en algunas corporaciones.

 

Actualmente se usan varios mecanismos que representan el sufragio en las votaciones generales a corporaciones o para proveer cargos de elección popular, a saber: el voto mecánico, el automatizado y la boleta electoral.

 

El voto automatizado y el mecánico, consisten en la expresión del elector manifestada en un elemento de computación (Hardware) o mecánico (máquina de votación). En el primero se consigna lo digitado por el votante mediante la operación de un tablero con botones que indican el candidato, o también puede ser marcado sobre una pantalla sensible, o sea el “touch screen”; en estos sistemas el voto queda consignado en la memoria del computador (se han utilizado, entre otros países, en Brasil, Colombia). También puede ser registrado por medios mecánicos que acumulan y consolidan los votos en máquinas las cuales capturan la voluntad del votante, son operadas manualmente (con botones o clavijas) y generan un “cartridge” o elemento que puede ser posteriormente leído en un computador (por ejemplo el mecanismo de votación usado en la ciudad de New York).

 

La boleta de votación tiene distintas expresiones equivalentes, por ejemplo:

 

La boleta es considerada como papeleta electoral2 según los usos en Latinoamérica y en general se refiere al documento que contiene un solo candidato o los candidatos de un mismo partido, donde no es necesaria la marcación porque ya está señalado el nombre escogido y sólo éste. Tiene el inconveniente de no asegurar el secreto del voto, porque puede inducirse al elector mediante su suministro directamente por una campaña determinada.

 

También se identifica como tarjeta electoral cuando se refiere al elemento de votación que incluye a todos los candidatos en contienda. Dicho elemento de votación es suministrado por las autoridades electorales en las respectivas mesa de votación al momento de sufragar, donde el ciudadano tiene oportunidad de hacer efectivo el derecho al voto secreto ya que en el recinto aislado o cubículo reservado puede escoger libremente el candidato de su preferencia limitándose a marcarlo con una señal inequívoca previamente autorizada, en la casilla correspondiente al candidato escogido.

 

En Colombia se utiliza la tarjeta electoral y como excepción, respecto de los demás países latinoamericanos, se refiere a ella la propia Constitución Política de 1991 para ordenar su uso en forma obligatoria y para describirla con sus características, así:

 

     “. . . En todas las elecciones los ciudadanos votarán secretamente..., con tarjetas electorales numeradas e impresas en papel que ofrezca seguridad, las cuáles serán distribuidas oficialmente. La Organización Electoral suministrará igualitariamente a los votantes instrumentos en los cuales deben aparecer identificados con claridad y en iguales condiciones todos los candidatos” (art. 258).

 

Las tarjetas electorales son de uso generalizado en Latinoamérica. Este documento tiene distintos colores para identificar las diferentes votaciones y generalmente está numerado; contiene todos los candidatos, incluyendo en la respectiva casilla la totalidad o parte de la siguiente información: nombre, fotografía, el partido, movimiento o coalición al que pertenece el candidato, el logosímbolo o emblema del partido (o de la respectiva campaña) y en algunos casos, el lema o eslogan y también, otros países incluyen el número asignado al azar entre los inscritos, el cual contribuye a identificar y ubicar el candidato, pues con él se organiza en orden sucesivo su colocación en la tarjeta (se utiliza entre otros países, en el Ecuador, Paraguay, Venezuela y Colombia).

 

En la boleta de votación que contiene el nombre de todos los candidatos es necesario que el votante señale o marque el candidato escogido mediante el cubrimiento de un espacio específico o perforándolo para su lectura posterior por medio mecánico o electrónico (caso de varios estados de Norteamérica, y el recién instaurado en Venezuela para lectura y escrutinio electrónico), o con una señal inequívoca que constituye la marcación, la cual puede consistir, por ejemplo, en líneas cruzadas, paralelas o en ángulo agudo, o simplemente con una flecha o la expresión “sí” o el signo positivo.

 

La boleta de votación también se identifica en el lenguaje corriente con la denominación “tarjetón electoral”, para significar en algunos casos el gran tamaño que adquiere cuando proliferan los candidatos y convierten el documento en un extenso pliego.3

 

Es conveniente advertir que cada lista electoral constituye efectivamente una boleta o tarjeta electoral, o más exactamente el voto con características que se describirán en forma breve.

 

Si la boleta o papeleta contiene una sola lista o candidato, en estos casos generalmente es preparada por el partido o por la organización de la campaña y no es necesario hacer ninguna marcación porque cada una de estas boletas o papeletas representan el respectivo voto. Cuando coinciden varias votaciones, por ejemplo la de presidente con la de legisladores (congresistas) y las de autoridades y curules regionales y municipales, es posible que la boleta contenga el candidato presidencial unido con las otras listas y en estos eventos puede existir el voto en forma fraccionable o en bloque, según se dé la opción de separar cada uno de ellos en boleta separada y en consecuencia ejercer el derecho de votar por candidatos de distintos partidos (Argentina); en el segundo caso, es forzoso votar por el mismo partido sin posibilidad de dividir el voto, se le denomina también “boleta de arrastre” o “en cascada” (República Dominicana y Nicaragua).

 

Cuando la boleta o tarjeta electoral contiene la totalidad de los candidatos o listas de candidatos y el documento es preparado y repartido por la organización electoral al  momento de la  votación, en este caso, el votante debe marcar, o sea, señalar claramente el candidato o la lista de su preferencia en la respectiva casilla (mayoría de los países como: Colombia, Guatemala, El Salvador, Panamá, Ecuador, Venezuela).

 

La boleta de votación puede contener lista cerrada y bloqueada en la cual el elector no tiene opción distinta de depositar el voto en el orden y con los candidatos en ella incluidos. La lista cerrada y no bloqueada permite al elector alterar el orden de los candidatos y aún excluir algunos (se utiliza por ejemplo en Perú).

 

En la lista abierta, el elector además de excluir candidatos y variar el orden de ubicación, puede introducirle nuevos nombres.

 

Las consecuencias jurídicas de estas especies de listas contenidas en las boletas de votación son objeto de análisis al estudiar los conceptos como el voto, el sufragio y las listas de votación.

 

Finalmente debe mencionarse el voto por correo existente en la mayoría de países europeos y en los Estados Unidos, mediante el cual el elector ausente el día de las elecciones del lugar donde debe votar puede recibir autorización para remitirlo por correo o, si está en el exterior, por conducto de la representación diplomática o consular autorizada, y se cumple mediante la utilización de una boleta electoral con características especiales, similares a las previstas para el resto de los votantes.

 

 

Vocablos de referencia:

 

Documentación electoral

Sufragio

Voto

 

Bibliografía:

 

Cabanellas, G.: Diccionario Enciclopédico de Derecho Usual, Editorial Heliasta S.R.L., Buenos Aires, 1981.

Diccionario de la Lengua Española, Editorial Espasa-Calpe, Madrid, 1984.

Ossorio, M.: Diccionario de Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales, Editorial Heliasta, Buenos Aires, 1998.

República de Colombia, Constitución Política, 1991.

 

Luis Camilo OSORIO

 

NOTAS

 

1         Cabanellas Guillermo: Diccionario Enciclopédico de Derecho Usual, Editorial Heliasta S.R.L., Buenos Aires, Argentina, 1981. Pág. 431.

2         Ossorio Manuel: Diccionario de Ciencias Jurídicas Políticas y Sociales, Editorial Heliasta; Buenos Aires, Argentina, 1998. Págs. 134 y 135.

3         El tarjetón se consideró con el significado de “aumentativo de tarjeta”, según el Diccionario de la Lengua Española, edit. Esparza - Calpe, Madrid, España, 1984, pág. 1288; en ediciones recientes no aparece esta expresión.