LA FINANCIACION DE LOS PARTIDOS POLITICOS Y LAS

CAMPAÑAS ELECTORALES EN HONDURAS

Guillermo Molina Chocano

Maritza Suyapa Guillen Soto

 

INTRODUCCION GENERAL.

El proceso electoral en Honduras ha tenido sus variantes y quebrantos en cuanto a su continuidad como ejemplo si revisamos que en 1954 y 1971 diecisiete años para ser más exactos, solamente se efectuaron cuatro elecciones nacionales, siendo sus resultados compartidos entre los dos partidos políticos tradicionales. En 1954 y 1957 fue el triunfo para el Partido Liberal, para 1965 y 1971 el resultado favoreció al Partido Nacional; luego de esto los ensayos estuvieron empañados por interrupciones y golpe de estado, hechos que pusieron muy de moda las fuerzas castrenses cada uno con sus particularidades en casi toda Latino América.

El hecho que aquí nos interesa analizar es a partir de la década de los años 80, que es el periodo donde se instaura de nuevo cl orden constitucional en Honduras, motivado por los conflictos suscitados en Nicaragua, El Salvador y Guatemala, bajo las orientaciones y recomendaciones del gobierno norteamericano muy afianzado dentro de las directrices de la política nacional e internacional en Honduras.

Las elecciones reanudadas en 1982 "cumplen así la función ideológica de mitigar la lucha de clases o de esconderla mas, transformándola en una competencia electoral con ribetes casi deportivos, alimentada por la proliferación de consignas abstractas, sin concreción precisa pero que, no obstante, tienen impacto en la clientela política la cual no posee los elementos analíticos necesarios para descubrir y rebelarse contra la farsa que se efectúa con y contra las mayoría pues cl partido triunfante finalmente gobierna, deliberadamente o no, en favor de los intereses de los grupos económico poderosos cuyo interés esencial no es resolver la problemática social sino beneficiarse y crear las condiciones para que los sectores capitalistas extraigan los excedentes económicos sin importar la miseria en que se debaten los sectores desposeídos" (Galvez, 1988/ 10) Lo anterior es una critica que se efectúa después de la evaluación de los resultados de un periodo presidencial siempre el gobierno anterior resulta ser mejor que cl actual, es parte de las irracionalidades del poder.

 

No obstante en esta investigación lo que nos interesa resaltar es, en primer lugar que, el periodo de estudio serán los cuatro periodos electorales que parten de 1981 hasta 1993, con el fin de rescatar de cada una de ellas como se ha presentado la financiación tanto para identificar las fuentes económicas de los partidos para su sostenibilidad como institución y como se da el financiamiento de las campaña electorales, con el único propósito de presentar las fuentes y las regulaciones que se presentan para tal efecto.

Los criterios utilizados para el diseño de la investigación fueron seleccionados de acuerdo al tiempo disponible para la realización ( marzo y abril de 1997) por ello se procuro hacer una minuciosa selección de las personas a ser entrevistadas, para lo cual se elaboro como instrumentos una entrevista estructurada la que permitió rescatar los elementos que aquí nos facilita la presentación de la argumentación que se sustenta. Se procuro identificar miembros de cada uno de los cuatro partidos legalmente inscritos siendo estos: Partido Nacional (P.N.), Partido Liberal (P.L.), Partido Demócrata Cristiano (P.D.C.), Partido Innovación Nacional y Unidad (PINU), ya que estos han sido protagonistas de los acontecimientos que aquí estamos analizando.

De igual manera y con la misma importancia, se entrevisto a miembros del Tribunal Nacional de Elecciones, por ser este el órgano que rige las leyes sobre lo que compete a las elecciones y funcionamiento de los partidos políticos en Honduras y miembros del Registro Nacional & las Personas, ya que este último es el que lleva los registros de la población en capacidad de ejercer su voto y evitar de alguna manera el fraude electoral por lo menos por medio de la cedulación apropiada de los individuos.

La utilización de fuentes secundarias como instrumentos para el análisis y reconstrucción de la historia en relación al periodo de nuestro interés resultó ser de mucha importancia para la presente investigación. Se procuro rescatar información precisa sobre lo que es el financiamiento y sus diferentes fuentes, lo que provoco la debilidad en cuanto a documentación, ya que no hay disponibilidad de los mismos y solamente se cuenta con los datos proporcionados por el TNE que son del dominio público. El sondeo dentro de las entrevistas nos proporcionaron datos aislados y concordantes entre si sobre los fondos que se recibe dentro de cada partido, que serán expuestos dentro de esta investigación.

Los capítulos fueron ordenados de acuerdo a la importancia en el tiempo. No podemos entrar al análisis de los procesos electorales sin antes partir de los eventos, acontecimientos y circunstancias que los motivaron como en este caso la crisis: económica, política y social que se abordaba en nuestro país desde finales de la década de los 70. Seguidamente como capitulo segundo tenemos como punto central las regulaciones que sustentan los partidos políticos a su interior de carácter privado o público y además de ello como se presenta la financiación de los mismos. El capitulo cuatro nos referimos específicamente a la realidad de la fmanciaci6n para sus actividades ordinarias y sus campañas electorales; seguidamente las expectativas que se presentan y las propuestas de formas para lo que se refiere a la financiación de los partidos, lo nuevo, lo que se pretende discutir y reformular al respecto; por último se presenta la bibliografía que suele ser un tanto reducida por el hecho de que no se ha discutido este aspecto de la política en Honduras y la información que se rescata es en base a los eventos que se han suscitado en cada uno de los periodos aquí analizados en todos sus aspectos.

 

HONDURAS: CRISIS NACIONAL Y CONSTRUCCION DE LA DEMOCRACIA.

 

1.- LA CRISIS NACIONAL

La década de los años ochenta marcó grandes cambios a nivel de Centroamérica en cuanto a su estructura económica, política y social. En relación a lo económico se ha remarcado que fue una "década perdida" para la mayoría de los países de Latinoamérica y principalmente para la región centroamericana. En lo que respecta a lo político se instala en la región el mareo institucional de la democracias, donde se da un salto partiendo de las transiciones a regímenes democráticos en casi todos los países de la región.

En el curso de las últimas dos décadas, Honduras registró diversos grados de inestabilidad, siendo una de ellas la financiera, que se ha traducido hasta la actualidad en un estado crónico dentro de la problemática nacional. Los elevados déficit fiscales experimentados durante estas décadas ( finales de los años 80 y 90) han permitido que se incremente la pobreza, en primer lugar, porque la inestabilidad macroeconómica resultante afecta sobre todo a los pobres y no es propicia para el ahorro, ni para la inversión o el crecimiento económico; en segundo lugar, porque los déficit elevados limitan considerablemente las posibilidades de financiar programas focalizados en ciertos grupos de la población con índices de deterioro infrahumano. En los sectores sociales, predominan la ineficiencia y la deficiente asignación de recursos; además no se presta suficiente atención a las necesidades de los pobres. (ver Banco Mundial 1995/vi).

Honduras, al igual que otros países de Centroamérica durante el periodo de crisis, sufrió una fuerte disminución de la actividad económica a comienzos de la década de 1980, seguida por un estancamiento durante los últimos años de esa década. AI final de la década de los ochenta, se adoptaron algunas medidas de reformas económicas, incluida la devaluación de facto del lempira en 1988. No obstante, solo al asumir el gobierno el Presidente Rafael Leonardo Callejas en 1990, se adoptó un programa de reforma mas amplio. El gobierno inicio un programa de estabilización, ajuste estructural y medidas de protección social.

Con la ejecución del programa de ajuste estructural se pretendía un crecimiento económico y a su vez incrementar la productividad con el único fin de reducir la brecha de la pobreza e indigencia que sufría la población hondureña.

Dentro de este marco, la evolución de los procesos de desarrollo de los países del istmo, así como el impacto sobre la calidad de vida de sus pobladores, han sido delineados por las particularidades inherentes a sus propias realidades históricas. Constituyendo el fenómeno y las dimensiones de la pobreza y la iniquidad, un punto coincidente como desafío para las agendas de los Gobiernos de la región tal y como ha sido discutido en las ultimas Cumbres Presidenciales Centroamericanas

El objetivo principal de la política oficial de Honduras a partir del Gobierno de Rafael Leonardo Callejas en 1990, ha sido el de reducir la pobreza y para ello se han formulado varios programas que a largo plazo pretenden por medio de la inversión en capital humano reducir. Se ha comprobado que dentro de las causas que han provocado la pobreza en Honduras son entre otras el bajo PIB per capita y la fuerte desigualdad en la distribución del ingreso; en 1992, alrededor del 50% de los hogares se encontraban en situación de pobreza y el 30% en situación de extrema pobreza. En relación a las mujeres pobres, estas se encuentran en su mayoría en la zona rural son madres solteras y su nivel de educación es muy bajo o ninguno, este grupo es uno de los mas vulnerables a la situación de pobreza en el país, y estamos hablando de un grupo de población que en su totalidad esta constituido por el 51% del total de la población, según datos de las Encuestas Permanentes de Hogares publicadas en 1992.

Retomando todo lo anterior se puede aseverar que en Honduras la parte fundamental para el análisis de la crisis ha sido lo económico y social sin profundizar en lo político, hasta muy reciente, se ha prestado atención a la importancia que tiene el estudio y análisis de los partidos políticos pero con casos muy aislados y sin profundizar en ello, desconociéndose las interioridades de los mismos en cuanto a: cuales son sus atributos, facultades, recursos económico y humanos con que cuentan dichas instituciones, siendo que estos a futuro se convierten en los controladores de la política nacional con carácter partidista.

El mismo conocer sobre que hacen para sobrevivir a una contienda electoral ?, de donde obtienen los recursos económicos para realizar las campañas (a nivel interno de partido y para elección entre partidos) para la candidatura y elección a la presidencia de la República. Cuestionamientos aún sin profundizar y que en el medio se maneja con un recelo y un sentido de pertenencia que difícilmente se podrá conocer los rumbos de los mismos sobre sus remitentes.

Hasta los años ochenta, los debates en la región centroamericana estuvieron orientados hacia la expansión de los derechos relacionados con seguridad social siendo este el propósito tanto de la extensión del sector público bajo los regímenes populistas y postpopulistas como de las reivindicaciones de los diversos movimientos sociales y de demandas populares que ejercieron presiones sobre el Estado.

Se debe partir en principio en que "la transición a la democracia en gran parte de América Latina ha coincidido con, y en parte fue estimulado por, un aumento importante en la variedad y el de la movilización popular alrededor de los derechos individuales y colectivos. A la vez, la transición ha tenido lugar bajo condiciones de profundos cambios sociales. Especialmente importante ha sido la tendencias hacia una cada vez mayor desigualdad que prevaleció en toda la región durante los ochenta, y que ha continuado en la mayoría de los países hasta hoy. Estas circunstancias sugieren la necesidad de examinar los lazos entre las características del sistema político y la creciente preocupación ciudadana en sus vidas cotidianas". "Sobre los lazos entre democratización política y democratización social la situación actual revela que no existe relación lineal o automática entre el funcionamiento formal de la democracias y la democratización de la sociedad, dejando de lado si definimos este ultimo en términos de equidad, participación, control ciudadano, o de expansión de los derechos colectivos. La existencia de un sistema democrático tampoco asegura que los actores y las practicas serán efectivamente democráticas , o que prevalezcan las ideologías democrática, pues tanto la relación entre las distintas variables como su secuencia y su timing aparecen como contingentes y erráticas: los cambios vienen lentamente, y no suelen ser unidireccionales". ( Jelin , 1996/16-17)

Toda innovación trae consigo retos por cubrir , recientemente "El rompimiento de moldes estructurales y doctrinarios obsoletos para crear nuevas estructuras político - sociales es un proceso. Requiere, por tanto, de tiempo y, como ya se ha expresado, de una previa y cuidadosa conceptualización modélica y de planificación, susceptible de ajustes en conformidad con las modificación, susceptible de ajustes en conformidad con las modificaciones operadas en el curso de su realización'. "Se trata , entonces de debatir seriamente y con responsabilidad en torno a problemas cruciales del presente y el futuro de Honduras, haciendo un esfuerzo supremo por erradicar de la practica política la cultura de la improvisación y de la superficialidad institucional para construir una sociedad moderna, orgullosa de su razón de ser, y un país en donde valga la pena vivir".(Rosenthal Oliva, 1996/85).

El estudio que aquí nos compete es el de relacionar cual es la participación de los partidos políticos para la construcción de dicha democracias, los recursos económicos con que disponen y que se les asigna por parte del Estado para dicha actividad y movilización tanto para actividades ordinarias como para las campañas electorales.

2.- RETORNO A LA DEMOCRACIA.

El retorno al orden constitucional para Honduras se presenta en 1981, con el fin de borrar de una vez por todas la presencia de los militares en el poder, quienes estuvieron casi toda una década al frente del Estado hondureño como rectores de nuestra política nacional e internacional. La presencia de un gobierno constitucional llevaba como intención el rescate de la vida democrática por medio de un proceso de reconstrucción de la nación.

No obstante, en la primera contienda electoral surge el Partido Liberal como único ganador bajo la figura del Dr. Suazo Córdova (1981-1985). Dicho gobierno estuvo impregnado de particularidades históricas .

Sobre tal aspecto cabe señalar que, para ese entonces se puede caracterizar la instauración de un gobierno civil en Honduras por la convergencias de tres fenómenos no menos importantes a resaltar: siendo entre ellos la lucha de los partidos políticos y otros sectores por elecciones libres; la presión de la administración Carter para instaurar la democracia en la región centroamericana, y no menos significativa frente a la democratización del continente y por último la inminente presencia del triunfo de la revolución en Nicaragua frente a la agenda política que ello significaba para cl resto de los países del Area.

El punto de partida para los centroamericanos en general para reconstruir la democracia en el Area, surge de los acuerdos suscritos en la Cumbre realizada en la Isla de Contadora, Panamá, sirviendo de antesala para la Cumbre Esquipulas con la firma del Acuerdo o Procedimiento para establecer la Paz Firme y Duradera en Centroamérica, como textualmente se denominó. Dicho acontecimiento marcó la pauta para los gobiernos centroamericanos para replantear una política nacional basada en derecho en términos y disposiciones ahí planteados.

A partir de 1981 Honduras ha concurrido al sufragio para elecciones presidenciales cuatro veces, de las cuales tres gobiernos han sido regidos por el Partido Liberal y uno por el Partido Nacional (1981-1985 P.L.; 1986-1989 P.L.; 1990-1993 P.N. y 1994-1997 P.L.)

2.1.- LEYES QUE RIGEN A LOS PARTIDOS POLITICOS EN HONDURAS.

2.1.1.- Constituci6n de la República

El principal documentos emitido para la determinaci6n del ....cómo existir como partido político en Honduras ? se encuentra en la Constitución de la República en el Capitulo IV "Del Sufragio y los Partidos Políticos". Dicho Capitulo consta de siete artículos siendo estos: Articulo 44, 45, 46, 47, 48, 49 y 50.

Literalmente estos artículos contienen lo siguiente:

Articulo 44: El sufragio es un derecho y una función publica.

El voto es universal obligatorio, igualitario, directo, libre y secreto.

Articulo 45: Se declara punible todo acto por el cual se prohiba o limite la participación del ciudadano en la vida política del país.

Articulo 46: Se adopta cl sistema de representaci6n proporcional por mayoría en los casos que determine la Ley, para declarar electos en sus cargos a los candidatos de elecciones populares.

Articulo 47: Los partidos políticos legalmente inscritos son instituciones de derecho público, cuya existencia y libre funcionamiento garantiza esta Constitución y la Ley para lograr la efectiva participación política de los ciudadanos.

Articulo 48: Se prohibe a los partidos políticos atentar contra el sistema republicano, democrático y representativo de gobierno.

Articulo 49: El estado contribuirá a financiar los gastos de los partidos políticos, de conformidad con la ley.

Articulo 50: Los partidos políticos no podrán recibir subvenciones o subsidios de gobiernos, organizaciones o instituciones extranjeras.

Lo que más compete a la temática que aquí tratamos de desarrollar se encuentra dentro del Capitulo IV como puede observarse en el párrafo anterior son los Artículos 49 y 50, puesto que están íntimamente relacionados con lo que se refiere a financiación y gastos de los partidos para su funcionamiento y como se debe tomar las donaciones, subsidios y subvenciones que son proporcionadas por particulares lo que también nos indica que hay regulaciones sobre ello.

2.1.2.- Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas

Dentro del Capitulo V de la Constitución de la República en el Articulo 51, se contempla claramente cuales son las atribuciones y responsabilidades del Tribunal Nacional de Elecciones (TNE) que deberá tomar en cuenta para su funcionamiento. Así mismo se plantea dentro de este Capitulo, como se deberá estructurar en relación a sus miembros el rol de cada uno de ellos en cuanto a sus funciones y periodo de duración que para este caso la Presidencia del Tribunal será ejercida por un año y en forma rotativa dentro de sus miembros.

Las disposiciones en cuanto a la aplicación de sanciones es clara dentro de este Capitulo V de la Constitución de la República y se aprecia con claridad en el Articulo 57 que dice: "La acción penal por los delitos electorales establecidos por la Ley es publica y prescribe en cuatro años". En el Articulo 58 dice: "La justicia ordinaria, sin distinción de fueros, conocerá de los delitos y faltas electorales". (ver Constitución, 1982/25)

Las funciones sobre el Registro Nacional de las Personas ( RNP) como dependencia directa del TNE son muy precisas dentro del Articulo 54, 55 y 56. Mismos que corresponden a la regulaci6n en cuanto a control y manejo del Registro Civil encargado de la cedulación y entrega de las mismas a todos los ciudadanos a fin de que puedan ejercer los derechos como tal. Este procedimiento garantiza el control sobre la elaboración de oficio del Censo Nacional Electoral (CNE), con el único propósito de no incurrir en acciones fraudulentas al momento del ejercicio de las elecciones nacionales.

El Tribunal Nacional de Elecciones cuenta con su propia Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas, instrumento de consulta que permite la transparencia en cuanto al uso y manejo de la Ley y sus reglamentos, ya que el mismo contiene todas las atribuciones y responsabilidades que se deben desarrollar dentro del proceso electoral mediante el sufragio universal.

2.1.3.- Estatutos de los Partidos Políticos

El Partido Nacional Partido Liberal, Partido de Innovación y Unidad y la Democracia Cristiana constituyen los cuatro Partidos legalmente inscritos y que son actores principales en los periodos que aquí se analizan en donde todos ellos se declaran institución de derecho público, con domicilio en el Municipio del Distrito Central y con jurisdicción en todo el territorio nacional, siendo Instituciones amparadas legalmente por la Constitución de la República y regidas por las leyes que ahí compete para su funcionamiento público y político.

Los estatutos de los Partidos Políticos en Honduras se regulan auténticamente inspirados de conformidad a la Ley Electoral y los Estatutos y Reglamentos que son presentados por el Tribunal Nacional de Elecciones, ya que esta última es la fuente principal de sus regulaciones a fin de que puedan funcionar libremente y hacer lo más efectiva y democrática participación ciudadana en los procesos electorales.

En todos los estatutos de dichos Partidos se contempla las regulaciones para su funcionamiento interno, se plantea como deberá ser la participación de sus miembros, de las autoridades que la representan, de los comités centrales y regionales, atribuciones de la junta directiva y de sus miembros, como serán reguladas las faltas disciplinarias y sus respectivas sanciones, del patrimonio de los Partidos, siendo este último el que más interesa para la presente investigación ya que todos ellos hablan de aportaciones por cuota ordinaria y obligatoria de sus afiliados partiendo de las capacidades de cada uno de los miembros, de los legados por herencias y donaciones siempre regidos por lo establecido por la Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas presentado por el TNE y finalmente por lo correspondiente al financiamiento de las campañas electorales que corresponden al número de votos ó sufragios validos obtenidos en las contiendas el Gobierno de la República está legalmente autorizado a otorgar para el financiamiento de sus campañas, denominado como "Deuda Política".

 

 

 

 

 

.- LAS REGULACIONES SOBRE LA FINANCIACION DE LOS PARTIDOS POLITICOS.

 

I.- Privada

Esta es regida por medio de los estatutos de cada partido y por consiguiente de acuerdo a las disposiciones contempladas dentro de la Ley promulgada por el Tribunal Nacional de Elecciones antes mencionada y que se presenta así mismo en el siguiente punto.

No obstante según las personas entrevistadas para esta investigación y que nos proporcionaron su respuesta esta es generalizada en relación a que no existen regulaciones sobre el manejo del financiamiento privada de actividades públicas, aunque el estado tiene la facultad de intervención especialmente al ser un contribuyente mediante la deuda política. La ausencia de regulaciones del financiamiento privado de actividades políticas, implica también que no existan gravámenes fiscales para ello.

2.- Pública

La inversión que realiza el estado para cubrir los gastos directos de Actividades Ordinarias y Financiación de las Campañas Electorales, se hace mediante la deuda política y el Tribunal Nacional de Elecciones, ya que este último da apoyo para la realización de las elecciones generales e internas de los Partidos Políticos.

La financiación Pública Directa, se realiza mediante la deuda política en la cual el Gobierno realiza un pago para cada partido de acuerdo a los votos que obtuvo en la contienda electoral y cuyo requisito es que este sea válido en las elecciones inmediatas anteriores. Dicha contribución gubernamental se implantó a partir de 1981 iniciando con Lps.5.00 y para las elecciones de 1993 a Lps. 12.00 respectivamente por voto válido obtenido. El monto total de la deuda política entra directamente a la tesorería de cada partido político, el que debe entregar un informe de como se ha gastado al Tribunal Nacional de Elecciones.

Además pueden ser considerados como Financiación Pública Directa los gastos que realiza el Gobierno para que el Tribunal Nacional de Elecciones pueda operar correctamente y así realizar sus funciones.

Dentro del documento correspondiente a las regulaciones de los Partidos Políticos el TNE contempla en el Capitulo III que se refiere a "Del Patrimonio de los Partidos Políticos" que textualmente dice:

Articulo 33.- Forman cl patrimonio de los Partidos Políticos:

a.) Las contribuciones, donaciones, herencias y legados a su favor;

b.) El financiamiento de las campanas electorales, que de conformidad con cl numero de sufragios validos obtenidos por cada partido político, deberá otorgar el Gobierno de la República;

c.) Cualquier otro ingreso licito

.

Articulo 34.- Los Partidos Políticos no podrán aceptar ni recibir en forma directa o indirecta:

a.) Contribuciones o donaciones anónimas, salvo las obtenidas en colectas populares;

b.) Contribuciones o donaciones de los Poderes del Estado o de sus organismos autónomos y semiautónomos , con excepción de la deuda política;

c.) Contribuciones de empresas que tengan concesiones o contratos con el Estado, las que explotan juegos de azar y las que directa o indirectamente sean controladas por estas;

d.) Contribuciones o donaciones de personas naturales o jurídicas extranjeras, cualquiera sea la forma en que actúen, ya sea como personas de derecho público o de derecho privado.

DIRECTA:

- Actividades Ordinarias

Articulo 35.- Los fondos de los Partidos Políticos deberán depositarse en instituciones bancarias nacionales, a su nombre y a la orden de las autoridades que determines sus estatutos.

Articulo 36.- Los bienes inmuebles que constituyen su patrimonio, deberán inscribirse a nombre del partido y están exentos de impuestos y contribuciones fiscales y municipales.

Articulo 37.- Los Partidos Políticos, deberán:

a.) Llevar contabilidad detallada de todo ingreso o egreso de fondos o especies, con indicaci6n de la fecha de los mismos y de los nombres y domicilio de las personas que lo hayan enterado y recibido; la misma contabilidad tendrá que ser conservada durante cinco ejercicios fiscales con todos sus comprobantes.

b.) Presentar al Tribunal Nacional de Elecciones, dentro de los noventa días de finalizado cada ejercicio anual un estado de su patrimonio y la cuenta de ingreso y egreso de aquel, certificados por Contador colegiado;

c.) Presentar al Tribunal Nacional de Elecciones dentro de los noventa días de celebradas las elecciones generales un estado de su patrimonio, certificado por un Contador colegiado.

Articulo 38.- Todo lo referido en los artículos que anteceden es aplicable, en lo que corresponda, a los grupos que participen en la contienda electoral por medio de candidaturas independientes.

- Financiación Campañas Electorales

Dentro de la Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas que rige el Tribunal Nacional de Elecciones dentro del Titulo VIII que corresponde al Capitulo Unico de las Sanciones en el que se plantean lo siguiente textualmente:

Articulo 245: Con el objeto de garantizar la independencia de los Partidos Políticos legalmente inscritos que participen en las elecciones generales, se crea la deuda política.

Articulo 246: El Poder Ejecutivo por medio de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público y la Tesorería General de la República, hará efectiva a los Partidos Políticos que participen en las Elecciones Generales, la suma de Lps.6.00 (seis lempiras exactos), por cada voto valido que hayan obtenido en los últimos comicios.

En las elecciones de 1981 la cuota fue de Lps. 5.00 por razones de presupuesto no se otorgo los Lps.6.00 que estaban previsto a ser.

(En las elecciones de 1981 la cuota fue de Lps.5.00 por razones de presupuesto).

En ningún caso un partido podrá recibir menos del 15% (quince por ciento) de la suma asignada al partido que obtenga el mayor numero de sufragios, salvo que dicho partido haya obtenido menos de 25,000 (veinticinco mil) sufragios.

La Financiación será previa a los gastos, de acuerdo a las reglas siguientes:

Los enteros anticipados se efectuaran a nombre de la Dirección Central de cada partido político con derecho a la contribución del Estado, el día de convocatoria a elecciones, pero nunca serán superiores al 60% (sesenta por ciento), de la cuota que le corresponda a cada partido político conforme a lo establecido en este Articulo para elecciones de Autoridades Supremas y Municipales conjuntamente.

Para los fines aquí indicados la contribución del Estado se calculará conforme al numero de votos obtenidos por el partido o partidos, en la última elección.

La fiscalización de los gastos realizados se hará de acuerdo a las normas establecidas en el Titulo II, capitulo III, de esta Ley.

INDIRECTA:

- Espacios gratuitos en radio y televisión pública:

Los únicos espacios gratuitos por radio y televisión pública son los que son presentados por medio de los fondos destinados por la Asociación de Municipalidades de Honduras (AMHON), cl Registro Nacional de las Personas (R.N.P.) y el Tribunal Nacional de Elecciones (T.N.P.), mismas que se presentan a fin de promover la participación ciudadana a las elecciones internas y generales de los Partidos Políticos.

Otra manera de ver un espacio gratuito es cuando cada miembro o representante de una institución pública hace mención de las obras realizadas durante su gobierno esto es visto como una propaganda indirecta con fondos realmente del gobierno en turno, siendo una de las ventajas en relación al resto de los partidos que no tienen responsabilidades directas con el pueblo y gobierno y de esta manera favorece a su partido dentro de la campaña. Así mismo el partido en turno, se financia con los recursos del gobierno su propia propaganda política en forma disfrazada e ilegal ya que orienta los recursos del estado a objetivos Políticos para su propio interés.

- Uso gratuito de lugares públicos.

El uso de lugares públicos tales como: escuelas, plazas, parques, campos de football sirven como escenarios públicos y no incurren en gasto en cuanto a pago por su uso siempre y cuando se dejen en buen estado y no incurra en gastos de reparación.

- Tarifas especiales de correo.

En la actualidad no se cuenta con tarifas especiales.

- Exoneraciones Fiscales.

Los Partidos Políticos por ser instituciones de orden público, reciben exoneraciones fiscales, no obstante tienen que hacen pagos en cuanto a los servicios públicos que estas en sus sedes utilizan.

- Otros.

En relación al proceso de cedulación el proceso recae con toda la responsabilidad al Tribunal Nacional de Elecciones y al Registro Nacional de las Personas mismos que son los encargados directos de dicho proceso y que le permite a los Partidos Políticos llevar sus controles en relación a este aspecto que es de vital importancia para las elecciones.

3.- Limitación de Gastos Electorales.

La carencia de regulaciones de Gastos Electorales por parte del gobierno y organismos controladores del estado, no se permite efectuar limitaciones sobre gastos fijos y de campaña de los Partidos Políticos. En cuanto al tiempo, está legalizado que los ediles deben de renunciar seis meses antes de su cargo a fin de evitar que no se cumpla con las responsabilidad adquiridas por el cargo que se desempeña y que en todo caso favorece directamente a su partido para ello. Existen otras regulaciones en cuanto a duración de las actividades proselitistas las cuales en su mayoría no se cumplen.

4.- Publicidad y Fiscalización de los Ingresos y Gastos.

No existen pruebas de que se de una regulación por parte del gobierno sobre los ingresos y gastos en que se incurre por cada partido solamente la deuda política puede ser controlada por el TNE ya que los dineros en su mayoría son declarados como aportaciones de miembros del partido y donaciones de nacionales honorables y bien intencionados.

Lo anterior se reproduce en el mismo partido que se encuentra en el poder ya que en su mayoría utilizan los recursos del Estado para sus propias campañas proselitistas y sin control y regulación alguna. No se han cumplido así los objetivos que determinaron la formulación y adopción de las normas y medidas existentes. Las leyes que existen son muy débiles, por lo cual no permiten una eficiente regulación y fiscalización de los Partidos Políticos; además no existe una acción de gobierno orientada a regular y fiscalizar las instituciones políticas; las actividades de democratización en Honduras son relativamente recientes (a partir de 1981) lo que comprende cuatro periodos democráticos de los 12 años de gobierno del Partido Liberal y 4 años del Partido Nacional.

Por consiguiente no existen regulaciones que permitan sobremanera identificar con claridad si el dinero utilizado para financiar los gastos de las campañas políticas directos e indirectos son de procedencia legal o ilícito.

III. LA REALIDAD SOBRE LA FINANCIACION DE LOS PARTIDOS POLITICOS

 

A.) Actividades Ordinarias

1.- Ingresos por cuotas.

El ingresos por cuotas de sus miembros, sirven en la mayoría de los casos para cubrir gastos normales de operación del partido. AI interior del partido hay un censo de sus miembros y existe un tesorero que es a través de éste que se lleva un control interno adecuado en lo que son los ingresos de esta naturaleza aunque esta información no es de conocimiento público.

2.- Personal a tiempo completo.

Por lo general estos gastos son absorbidos por las cuotas de sus afiliados y los residuos de la deuda política, hasta el momento se desconoce a cuanto asciende el gasto total y por sede ya que fue información que es controlada muy celosamente por cada partido y no es información al público lo mismo corresponde a gastos por sede; gastos en propaganda; monto recaudado en las actividades económicas de los partidos; instituciones o fundaciones que les apoyan directamente por lo general son dependientes del partido en el gobierno ejemplo de ello CONJUVE (Consejo Nacional de la Juventud) que ha servido para movilizar y capacitar a los jóvenes como apoyo a los movimientos de campaña; montos de las donaciones recibidas y de los donantes; subvenciones privadas proporcionadas para los partidos no existen registros y es un dato que solamente lo maneja el candidato y sus colaboradores más cercanos funcionando como partida confidencial.

Los aspirantes a cargos de elección popular deben aportar una suma de capital que les permita pagar una cuota de inscripción lo cual esta muy bien normalizado por lo que muchas veces no todos los aspirantes pagan y se dan irregularidades al interior de los partidos; los empleados públicos son afectados por la contribución obligatoria al partido correspondiente lo que se les deduce de planilla dato que también es guardado sigilosamente por cada partido;.

3.- Organización interna para la Financiación del Partido

(Relación Estructura Nacional en función de las Regionales)

Las tesorerías se organizan por sedes locales, estas solicitan fondos a la organización central y esta provee los gastos ya que hay centralización de los fondos . A nivel nacional, se hace una comisión de campaña y una de finanzas esta última centraliza las aportaciones y el jefe de campaña solicita los fondos que requiere a la comisión de finanzas.

B.-) Financiación de Campañas Electorales.

En cuanto a la Financiación de las campañas electorales, no es de conocimiento público los ingresos que se reciben de acuerdo a los siguientes rubros:

Cuotas especiales de los miembros de partido

Donaciones Privadas

Subvenciones electorales públicas

Otras formas de ingreso

1. Cenas

2. Desayunos

3. Almuerzos

4.Subastas

5. Loterías

6. Rifas

Dicha situación se da porque no hay controles o regulaciones especiales por parte del gobierno mediante los organismos correspondientes lo que provoca en muchas ocasiones el mal uso de los recursos obtenidos.

1.- Gastos

Los gastos y su control es información que se maneja confidencialmente y solamente la que corresponde a la deuda política puede ser discutida con la entidad reguladora de la misma por lo que no se tienen datos confiables de las mismas puesto que una pequeña concentración andará según información para unas 500 personas en unos Lps. 25 mil y esto dependiendo del acceso de los participantes a la misma.

En televisión los 30 segundos esta valorado en Lps.500.00 lo más barato y dependiendo de la hora y si es del total agrado del dueño del medio de comunicación como también un campo pagado en los diarios unos Lps. 1,000. 00 dependiendo del número de página y el día y el tamaño.

Lo anterior nos indica que los partidos en estado de desventaja en cuanto al uso y acceso a los medios de comunicación, medios publicitarios tales como imprentas y revistas y/o diseño gráfico y por ende en el Gobierno son los que presentan mas posibilidades de dirigir una campaña electoral con costos mínimos y con ventaja sobre el resto de los demás.

Los gastos mas usuales son en:

Radio y televisión

Publicidad en prensa escrita y revistas

Gastos en publicidad gráfica (afiches, posters, carteles, etc.)

Gastos en objetos de propaganda (camisetas, lápices, viseras, calendarios, etc.)

Envíos de propaganda electoral a domicilio.

Concentraciones o cualquier tipo de actos o mítines electorales (costo de local, transporte, alimentación, etc.)

Caravanas (combustible)

Asesoría interna y externa por expertos.

Encuestas electorales.

Pago de personal contratado especialmente para la campaña.

 

 

 

 

 

 

 

 

IV.-LAS EXPECTATIVAS

 

- Propuestas de Reformas.

El proceso de democratización en Honduras es de reciente practica ya que se ha podido experimentar en el transito ocurrido entre un régimen militar a un régimen de democracias representativas. En el variado contexto político experimentado por el Estado de Honduras durante las décadas anteriores a las de los años 80 y 90, surgen como abanderadas las organizaciones obreras-campesinas, los empresarios, los políticos y así mismo por permitirle al pueblo hondureño como ciudadanos con derecho a elegir sus representantes por medio del voto tanto en las elecciones de sus autoridades internas de partido como en las candidaturas presidenciales.

Es así como lo expresa claramente Leticia Salomón y con la cual muchos sociólogos y politólogos respaldan esta reflexión que dice: "Las últimas décadas de la historia hondureña están marcadas por fenómenos económicos, políticos y sociales que han alterado sustancialmente las bases mismas de la Economía, la Sociedad Civil y el Estado. Así, encontramos la década de los años sesenta caracterizado por el REFORMISMO agrario y forestal, una decidida participación estatal en la regulación y gestión de la vida económica y social y una evidente incorporación de nuevas fuerzas sociales al sistema político; la década de los años ochenta trajo consigo la SEGURIDAD, bajo cuya égida se subordinaron los intereses nacionales en materia económica, política y social; y la década de los noventa nos plantea dos elementos básicos que son comunes a toda América Latina, la DEMOCRACIA y el impacto social del angular de la presente década" (ver Salomón, 1992/81).

Lo anterior nos permite coincidir en el sentido de que Honduras ha experimentado cambios y estos han sido significativos en cuanto al proceso de democratización que se ha experimentado a lo largo de la década de los años ochenta y noventa respectivamente. En relación a la consolidación de la democracia por medio de los procesos electorales y la participación popular para ello ha permitido ir avanzando aunque con muchas limitaciones principalmente en lo económico ya que los Partidos Políticos se sustentan con presupuestos inferiores a las necesidades reales y principalmente los partidos pequeños (PINU y PDC) que sobreviven con lo que obtienen de la deuda política y de las aportaciones directas de sus afiliados aunque este se ha convertido en voluntariado para estos últimos ya que el número de empleos que genera por ser miembro de dichos partidos es poca en comparación con los dos partidos tradicionales (PL y PN) respectivamente.

Una de las reformas propuestas por los Partidos Políticos en Honduras ha sido la de ser acreedores de una cuota por parte del Estado que les permita funcionar como tal y así poder desarrollar todo un programa político de altura con las circunstancias.

La deuda política propuesta para las elecciones de 1981 fue de Lps. 5.00, ya el Tribunal había dispuesto dentro de sus regulaciones dar Lps.6.00 por voto valido pero por razones de presupuesto se otorgo la primera cantidad, esto provoca un desajuste dentro de los partidos que no cuentan con una sólida suma para poder desarrollar su plan de campaña. Para las elecciones de 1985 se otorga la cantidad de Lps. 6.00 por voto valido y para 1989 y 1993 se otorga la suma de Lps.12.00 suma que sujeta al costo de la vida no corresponde a las necesidades demandadas por los Partidos Políticos y que de manera más contundente afecta a los partidos minoritarios ya que estos no cuentan con toda la maquinaria política y económica de los partidos tradicionales y por tanto su campaña se ve debilitada y su esfuerzo máximo lo concentran en presentar un plan de Gobierno atractivo a las necesidades de la población y del país.(ver Anexos: Cuadro #1,#2,#3 y #4)

Actualmente se ha estado gestionando un incremento en relación a la cuota por voto valido ya que el costo de las campañas ha incrementado sus gastos de operación y por consiguiente la calidad de las campañas se ve sujeta al partido que se encuentra en el poder ya que es este el que cuenta con toda la maquinaria del Gobierno y los medios de comunicación que están bajo su control y son puestos a la orden del partido en el poder. Es de esta manera que los partidos minoritarios ven minadas sus aspiraciones presidenciales ya que no cuentan ni con el recurso económico ni con las facilidades e instrumentos necesarios para implementar una campaña idónea a sus aspiraciones.

 

Los procesos de cedulación han sido otro instrumentos que ha venido siendo cuestionado desde la década de los años ochenta, ya que se ha permitido el fraude por falta de controles apropiados que solo la modernización y capacitación del recurso humano involucrado en el proceso podrían realizar. Lo anterior ha sido cuestionado muy duramente por todos los sectores a nivel nacional e internacional como una necesidad de mejorar y poner al servicio de la ciudadanía mismo que favorece a los partidos que entran a la contienda electoral sabiendo de manera aproximada de cuales pueden ser sus posibilidades en cuanto al electorado nacional.

Los electores son convocados por sus propios Partidos Políticos y el Gobierno de turno a fin de que se presenten a las urnas el día previsto que en este caso es el último domingo del mes de noviembre, pero la falta de acceso a las urnas en muchos de los casos no permite que estos efectúen su derecho y entre las razones están: el poco acceso por medio de las vías de comunicación, el deficiente servicio en el transporte poca motivación ciudadana, el conformismo e indiferencia al proceso por parte de los electores, el mal manejo de las hojas de los censos donde los muertos aparecen como vivos y los vivos como muertos y los extranjeros como nacionales, entre otros.

Lo anterior son situaciones que se han discutido con suma seriedad y que han representado la debilidad dentro de cada uno de los procesos aquí mencionados y para lo cual las medidas se han estado discutiendo y tratando de mejorar pero aún persisten como debilidades del proceso en el caso hondureño. (ver Anexo: Cuadro #5)

En conclusión se puede decir que no existen propuestas de reformas reales encaminadas a controlar las aportaciones recibidas por los partidos políticos, y las expectativas que se presentan, son simplemente amenazas de campaña, no una verdadera intención gubernamental.

 

 

VI.- BIBLIOGRAFIA GENERAL.

Banco Mundial.

"HONDURAS: Memorando Económico y Evaluación de la Pobreza".

Oficina Regional para América Latina y el Caribe.

Delgado Fiallos, Aníbal.

"Honduras Elecciones 85 (Mas allá de la Fiesta Cívica)".

Tegucigalpa, M.D.C., Honduras,

Fernández, Arturo.

"Partidos Políticos y Elecciones en Honduras 1980".

Tegucigalpa, M.D.C., Honduras.

Galvez, Ernesto.

1989. "Una Hipótesis y Doce Razones en Torno a las Elecciones de 1989" en Coyuntura,

Depto. De Ciencias Sociales - Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

Tegucigalpa, M.D.C., Honduras.

Jelin, Elizabeth y Erick Hershberg.

1996. "Derechos Humanos y Construcción de la Democracia" en Jelin, Elizabeth y Erick Hershberg (Comps.)

Construir la Democracia: Derechos Humanos, Ciudadanía y Sociedad en América Latina.

Caracas, Venezuela.

Menjivar , Rafael y Juan Diego Trejos.

"La Pobreza en América Central".

San José, Costa Rica.

REPUBLICA DE HONDURAS.

1981. "Constitución de la República de Honduras".

Tegucigalpa, M.D.C., Honduras.

Rosenthal Oliva, Jaime.

1996. "La Transferencia de la Policía del Sector Militar al Sector Civil del Gobierno"

en Cultura, Democracia y Desarrollo.

Tegucigalpa, M.D.C., Honduras.

Salomón, Leticia.

1992. "Neoliberalismo, Sociedad Civil y Estado" en Posas, Mario et. al

Puntos de Vista "Temas Políticos" CEDOH.

Tegucigalpa, M.D.C., Honduras.

SECPLAN - DGEC.

1992. "Encuesta Permanente de Hogares de Propósitos Mú1tiples"

Tegucigalpa, M.D.C., Honduras.

Tribunal Nacional de Elecciones.

1981. "Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas".

Tegucigalpa, NLD.C, Honduras.

Vallejo Hernindez, Hilario Reni.

1990. "Crisis Histórica del Poder Político en Honduras".

168 Años de "Coquimbos" y "Cachurecos.

Tegucigalpa. M.D.C. Honduras