El Período Electoral

María Lourdes González

1. Introducción

1. Duración del mandato

2. Factores que determinan la sucesión en caso de falta temporal o absoluta del cargo

1. Introducción

Uno de los factores esenciales de la democracia representativa es la realización de elecciones libres, periódicas y transparentes para llevar a los ciudadanos a ejercer un cargo público durante un período o término específico. En el derecho electoral, ese período electoral se define como el precepto político, estipulado por la Constitución y las leyes, que indica la duración del ejercicio de la función pública de un ciudadano elegido para un cargo determinado (Campillo Pérez 1990). La posibilidad de delimitar la duración de los cargos públicos es una característica propia de los sistemas democráticos, especialmente dentro de los sistemas presidenciales.

Las características del período electoral en los niveles ejecutivo y legislativo en los dieciocho países analizados en este trabajo se constituyen en elementos comparativos valiosos de los sistemas electorales de la región. Entre las más importantes, tenemos: 1) Duración del mandato; 2) Factores que determinan la sucesión en caso de falta temporal o absoluta.

 

1. Duración del mandato

A nivel presidencial, la duración del período electoral tiene un promedio aproximado de 4.72 años en los dieciocho países analizados. El cuadro 1 muestra la duración del mandato a lo largo de los países de la región tanto a nivel ejecutivo como a nivel legislativo (diputados y senadores). Como se podrá observar la duración a nivel ejecutivo presenta un mínimo de cuatro años y un máximo de seis años (Chile y México), mientras que a nivel de diputados, presenta un mínimo de tres años -(El Salvador y México) con la excepción de Ecuador en donde los diputados provinciales ejercen un mandato por dos años- y un máximo de cinco años. A nivel legislativo, en una buena parte de los países analizados, la duración del período electoral es el mismo que el del ejecutivo. A nivel senatorial, el período más corto es de 4 años (Colombia) y en los demás países fluctúa entre cinco y ocho años como es el caso en Brasil y Chile.

Gráfico 1: Duración de mandatos presidenciales, senatoriales y de Diputados

Cabe destacar que en procesos de reforma constitucional recientes, la tendencia de los períodos electorales ha estado orientada hacia reducir la duración del mandato a nivel presidencial. En Argentina, las modificaciones a la Constitución Política de 1994 disminuyeron el mandato presidencial de 6 a 4 años así como el período a nivel senatorial de 9 a 6 años. En Brasil, el Congreso ratificó de forma mayoritaria el 25 de mayo de 1994 la aprobación de la Cámara Baja de modificar el mandato de 5 a 4 años. De igual manera en Chile, se logró volver al tradicional mandato de 6 años que regía desde la Constitución Política de 1925 y que fue alterado por la Constitución de 1980 que lo había ampliado a 8 años, que ha sido el período más largo conocido en el constitucionalismo chileno. Igualmente en Guatemala el Acuerdo Legislativo del 17 de noviembre de 1993 disminuyó el período de 5 a 4 años, que fue refrendado en la Consulta Popular del 30 de enero de 1994. En Nicaragua, se redujo también el período presidencial de 6 a 5 años mediante la Ley de Reforma Parcial a la Constitución Política del 1o de febrero de 1995. El único país en donde ha incrementado el plazo de 4 a 5 años es en Bolivia mediante la Ley no. 1585 del 12 de agosto de 1994. En Costa Rica hay un proyecto en la Asamblea Legislativa que propone también aumentar el período a cinco años.

 

2. Factores que determinan la sucesión en caso de falta temporal o absoluta del cargo

El término del período electoral a nivel presidencial se encuentra regulado en la totalidad de los textos constitucionales analizados en este trabajo. La mayoría de las Constituciones Políticas tienen definidos los mecanismos a seguir en el caso de falta temporal ó absoluta del Presidente de la República y de su eventual sucesor, que en casi todos los casos se refiere al Vice-Presidente. Sólo en Honduras hay un designado ya que no existe la figura del vice-presidente y en Chile lo sustituye el presidente del Senado. Entre los textos constitucionales que explican a fondo las condicionantes de vacancia temporal y absoluta se encuentran los de Argentina (art. 88); Chile (art. 29); Colombia (art. 194); Ecuador (art. 76); El Salvador (art. 155); México (arts.84-86); y Nicaragua (art. 149). En el caso de ausencia temporal del vice-presidente, en la mayor parte de los textos está estipulado la sustitución, que en la mayor parte de los países está contemplada por el Presidente del Congreso ó por quien el Congreso desgine.

Los factores más comunes que afectan el período electoral y que se han establecido en mayor o menor medida en las distintas Constitituciones Políticas son:

En la historia política contemporánea de América Latina, se han producido términos de períodos electorales por algunas de las condiciones establecidas anteriormente. En los casos de vacancia por muerte del presidente de la República, la sustitución inmediata la ha ejercido el vice-presidente. La falta por muerte ocurrió en Argentina en 1974 durante el segundo período presidencial de Perón quien fue sucedido por su vice-presidente, María Estela Martínez. En Brasil han sucedido varias muertes de presidentes, como en 1954 con el suicidio de Getulio Vargas, cuyo sucesor, Joao Filho, renunciaría al año siguiente por motivos de salud y sería reemplazado por el vice-presidente del Senado; en 1985, Tancredo Neves, tras ser electo Presidente como resultado del proceso de abertura democrática, muere sin haber tomado posesión del cargo y es sucedido por su vice-presidente, José Sarney. En Chile, los Presidentes electos Pedro Aguirre y Juan Antonio Ríos mueren en 1941 y 1946 respectivamente y ambos son sustituidos por sus vice-presidentes. Por otro lado, en Ecuador, la muerte del Presidente Jaime Roldós conlleva a que su vice-presidente termine su mandato aunque por un período excepcional de 5 años, según lo establecía la Constitución Política de 1979. Finalmente, en Uruguay la muerte de los Presidentes Tomás Berreta en 1946 y Oscar Gestido en 1967 suscitó que los respectivos vice-presidentes Luis Battle y Jorge Pacheco los reemplazaran.

La dimisión o renuncia del cargo también ha ocurrido en varios países de la región y ha tenido resultados distintos, propios de la coyuntura política-histórica de cada país. En Argentina, el Presidente Raúl Alfonsín presenta su renuncia 6 meses antes de concluir su mandato por una fuerte crisis económica y social. En Brasil, la renuncia de Janio Quadros en 1961 contribuyó a desestablizar aún más la institucionalidad política democrática de ese país. Por otro lado, la renuncia de Fernando Collor de Melo en diciembre de 1992 tras ser impugnado por el Congreso por el cargo de corrupción, ha sido considerado por varios analistas como un mecanismo de depuración del sistema democrático. De igual manera se aduce sobre la eficacia del régimen democrático en el caso de la destitución del presidente venezolano Carlos Andrés Pérez en 1993, quien fuera sucedido por el historiador Ramón Velázquez, elegido por el Congreso como presidente ad interim.

La figura de un Vice-Presidente elegido directamente por el pueblo existe en todos países salvo en Chile, México y Venezuela. En todos los casos el Vice-Presidente (o losVice-Presidentes) es elegido conjuntamente con el Presidente.

 

Cuadro 1: Carácterísticas del mandato presidencial

País

Duración (años)

Inicio del mandato

Orden de sucesión en el caso de vacancia temporal / absoluta

Argentina

6

no especificado

Vice-Pres. à Designación del sucesor por el Congreso

Bolivia

5

no especificado

Vice-Pres. à Pres. Senado à Pres. Cámara de Diputados à Pres. Corte Suprema de Justicia

Brasil

4

1 enero

Vice-Pres. à Pres. Cámara de Diputados o Senado o Supremo Tribunal

Colombia

4

no especificado

Vice-Pres. à Designación del sucesor por el Congreso

Costa Rica

4

8 mayo

1 Vice-Pres. à 2 Vice-Pres. à Pres. de Asamblea Legislativa

Chile

6

90 días después de elección

falta temporal: ministro designado ; falta absoluta: nuevas elecciones

Ecuador

4

no especificado

Vice-Pres. à Pres. del Congreso à Pres. de la Corte Suprema de Justicia

El Salvador

5

1 junio

Vice-Pres. à Designados por orden de nominación

Guatemala

4

regulación por ley

Vice-Pres. à Desigación de sucesor por el Congreso

Honduras

4

27 enero

3 Designados elegidos conjuntamente con el Pres.

México

6

1 diciembre

Pres. interino, designado por el Congreso

Nicaragua

5

10 enero

Vice-Pres. à Pres. de la Asamblea Nacional

Panamá

5

1 septiembre

Vice-Pres.s en orden de nominación

Paraguay

5

15 agosto

Vice-Pres.

Perú

5

28 de julio

1 Vice-Pres. à 2 Vice-Pres.

República Dominicana

4

16 agosto

Vice-Pres. à Pres. da la Corte Suprema de Justicia

Uruguay

5

1 de marzo

Vice-Pres.

Venezuela

5

dentro de los primeros 10 días de las sesiones parlamentarias

falta temporal: ministro designado ; falta absoluta: elección por el Congreso

1 puede ser reelegido después de 2 períodos constitucionales.

Cuadro 1: Carácterísticas de los mandatos legislativos

País

Duración del cargo (años)

Número de Cámaras

Número de mandatos1

Argentina

D: 4 S: 6

2

D: (257) S: 69

Bolivia

5

2

D: 130 S: 27

Brasil

D: 4 S: 8

2

D: (503) S: 81

Colombia

D: 4 S: 4

2

D: (163) S: (102)

Costa Rica

4

1

57

Chile

D: 4 S: 8

2

D: 120 S: 462

Ecuador

D nac.: 4 D prov.: 2

1

(72)

El Salvador

3

1

148

Guatemala

4

1

(116)

Honduras

4

1

128

México

D: 3 S: 6

2

D: 500 S: 128

Nicaragua

5

1

90

Panamá

5

1

(71)

Paraguay

5

2

D: 80 S: 45

Perú

5

1

120

República Dominicana

D: 4 S: 4

2

D: (120) S: 30

Uruguay

D: 5 S: 5

2

D: 99 S: 30

Venezuela

D: 5 S: 5

2

D: (203) S;: (44)

1 Si la cifra aparece en paréntesis el número de mandatos puede variar por distintas razones (determinación de los escaños en relación a la población de los circunscripciones electorales; previsión de mandatos compensatorios o adicionales etc.) de una a otra elección. En estos casos se da el número de mandatos ocupados en 1995. 2 inclusive 9 senadores que no son elegidos, sino designados.