Buscar





Objetivos

Si bien en los últimos años han existido avances legales notorios en relación a los derechos de las personas LGBTI en Uruguay, numerosos estudios sostienen que en la práctica aún existen obstáculos y discriminaciones hacia esta población. Uno de los espacios en los que se desarrollan prácticas discriminatorias es en los servicios de salud, aún cuando estos debieran erigirse como áreas ejemplares en el tratamiento y cuidado de las más diversas identidades y públicos, a fin de garantizar los principios de universalidad, integralidad y equidad en el ejercicio del derecho a la salud. Varias investigaciones han expuesto con claridad que muchas de las demandas de la población LGBTI no son atendidas debido a la dificultad de enunciar factores referentes a la sexualidad en las consultas médicas, constituyéndose en temas “tabú” e incluso invisibilizando el motivo original que llevó a la usuaria o usuario a realizar la consulta, situación especialmente delicada en el caso de las personas transexuales.

A ello se suma un profundo desconocimiento por parte de las personas que se atienden en la red de atención primaria acerca de sus derechos como usuarias del sistema de salud. Estas problemáticas llevaron a que en el último tiempo –y en consonancia con la creación de un espacio institucional abocado a la población LGBTI con rango de Secretaría dentro de la estructura de la Intendencia de Montevideo - se realizaran insistentes esfuerzos para superar estas situaciones. La Agenda de Diversidad Sexual e Igualdad Social de Montevideo señala como uno de sus objetivos la necesidad de “profundizar la inclusión de la perspectiva de diversidad sexual en los servicios de salud de la Intendencia apostando al desarrollo de políticas específicas en salud para personas LGBTI, y en base a ello se propone realizar materiales informativos sobre servicios de salud amigables a la diversidad sexual elaborados y difundidos”.

Para llevar adelante este proceso se ha creado un Grupo de Trabajo que integran la División Salud de la IM junto a la Secretaría de la Diversidad, y en el cual se coordinan acciones en pos de generar buenas prácticas en materia de respeto de la diversidad sexual y de género. Como referente regional para el impulso de buenas prácticas, el Instituto Interamericano de Derechos Humanos ha promovido una alianza estratégica con la Secretaría de la Diversidad de la Intendencia de Montevideo con el objeto deapoyar y fortalecer los esfuerzos de esta última en materia de promoción y educación en derechos humanos.